Tener todos los productos de moda en la palma de tu mano nunca ha sido tan corriente como lo es ahora. La venta por catálogo se adelantó al internet y le abrió las puertas no solo a los micro emprendedores, sino a cualquiera que quisiera tener un buen producto rápido en sus manos.  

Hoy podemos ver los beneficios que genera emprender en la venta directa y sus mitos ya son cosa del pasado. Las redes sociales y la nueva conectividad nos ha acercado, como posibles vendedores, a nuestros clientes. Y hoy existen varios titanes comerciales como Uber y Airbnb que han sido exitosos replicando el concepto de venta directa: yo tengo algo, te lo ofrezco y comparto.

Internet está lleno de catálogos y ofertas, por eso, para empezar tus ganancias debes contar con la empresa correcta que te permita crecer y prosperar económicamente. Su reputación es clave para conectar más rápido con las personas y que éstas compren tus productos.

Con la venta directa, no se está vendiendo solo un pedazo de oro o joyería, se ofrece una experiencia. El trato es personalizado y cada día las compras llegan más rápido y más cerca de donde estés.

Los catálogos se ajustan a tu necesidad. Ya no es el negocio de revistas entre la familia y amigos. Es un negocio competitivo que ya está ajustado al día a día.

A principios de los 2000, quienes compraban por revistas de catálogo compraban 4 veces más por internet que aquellas personas que no habían comprado a distancia.

Por eso, ya es del pasado desconfiar de la venta por catálogo como método para hacer dinero.

La clave está detrás de la confianza: la que el vendedor se puede construir más allá del trato con sus clientes; de sus productos, que hoy en una página web reciben más visitas que en los antiguos catálogos impresos.

¿Cómo es la venta por catálogo actual?

Para hacerlo bien hoy en día y lograr tener el ingreso extra, la venta directa tiene unos pequeños twists:

 

  • Hay mucha competencia, así que únete a una empresa que sea estable y confiable donde puedas crecer y desarrollar tus ventas sin problemas.
  • Escoge la empresa por sus productos, esos que te gustaría tener y tú también comprarías.  Debes saber lo que vendes, y debe gustarte para que el cliente compre de tu catálogo con mayor facilidad.
  • El protagonista es el valor de lo que estás vendiendo, no cuánto cuesta. La discusión con el cliente nunca debe ser por precios, de nuevo, se trata de ofrecer experiencias.
  • La forma en que se presentan los productos y las conexiones sociales son fundamentales. El vendedor no puede depender solo de cómo su catálogo está diseñado y la red que le impone la empresa para ofrecerlo, éste debe conocer las tendencias de los catálogos y debe ampliar constantemente su impacto en búsqueda de nuevos clientes.

 

Ya ven, es el momento para hacer dinero en ventas por catálogo. Hoy todos tenemos las herramientas a nuestro alcance para que las ganancias sean como las esperamos. Investiga, consigue esa empresa te dé el empujón correcto para redondear tus ingresos.

Eso es lo que hacemos todos los días en internet: nos ofrecen algo y nosotros lo consumimos o compramos. Es hora de sacarle provecho e intentar ser quienes ofrecen por las redes sociales y ver qué tan grande es nuestra red de conocidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *