Vivimos en tiempos en los que muchas cosas a nuestro alrededor requieren constantemente de nuestra atención. El trabajo, las compras, la familia, el móvil. En fin, es vertiginosa la velocidad con la que se mueve la cotidianidad y muchas veces, sin darnos cuenta, el agobio del día a día puede alejarnos de nuestros objetivos. ¿Pero qué cosas podemos hacer cuando nos sentimos distanciadas de la motivación que nos impulsa a lograr nuestras metas?

Hay algunas cosas que podemos hacer para darnos un respiro y reconectarnos íntegramente con la mujer exitosa que somos. Aquí te van siete tips que puedes adaptar a tu rutina para mantenerte enfocada en tus objetivos y así verlos florecer.

 

  1. Ten claros tus objetivos

 

En principio, es elemental saber cuáles son nuestras metas para así poder lograrlas. Tener claro lo que queremos nos pondrá un paso más cerca de nuestro destino, así que puedes crear una lista de todas las cosas que quieres conseguir y de las formas como podrías alcanzarlas. Y no dudes en volver a ella siempre que puedas para mantenerte enfocada.

 

  1. Trabaja tu autoestima

 

Una de las claves del éxito está en la seguridad en ti misma y cómo proyectas tu verdadero ser. Nunca es mal momento para dedicarte a tu crecimiento integral porque al sentirnos bien, nos vemos bien y esto nos motiva a lograr nuestros objetivos. Así que haz un tiempo en tu agenda para consentirte y para estimularte a través de una sana relación con tu imagen personal.

 

  1. Estimula tu creatividad

 

Una persona creativa es una persona motivada, por eso nunca está de más buscar actividades que nos estimulen y nos saquen de la rutina, como lo es ver películas o leer libros. Asimismo, puedes intentar rompecabezas y demás juegos que incentiven la actividad mental y el pensamiento lógico pues esto refresca nuestra mente y nos mantiene alertas y creativas. También el ejercicio y la alimentación balanceada no sólo nos tonifican y nos hacen ver más radiantes, sino que al mismo tiempo nos estimulan mentalmente.

 

  1. No te olvides de la recreación

 

Sabemos que es fundamental el esfuerzo y el trabajo duro para alcanzar las metas, pero este no puede ser el único ámbito de la vida al que le prestemos atención. Es necesario darle al descanso y al esparcimiento la atención que merecen, así la carga del día a día se nos hace más ligera y volvemos motivadas a seguir con nuestro día a día. Sal al cine, ve a un parque, toma un café con tus amigas. Deléitate con las pequeñas cosas que la vida tiene para ofrecer. La rutina apabullante nos apremia y siempre es necesario tomar un respiro que nos oxigene para motivarnos a seguir.

 

  1. Proyéctate en un role-model

 

Si bien tú eres suficiente para lograr lo que te propongas, no está de más apoyarse en el ejemplo de alguna figura que nos inspire a lograr nuestras metas. Piensa, ¿qué persona o personas conoces cuyos logros te hagan sentir identificada e inspirada? Toma de sus hábitos de éxito, adáptalos a tu rutina y usa esa inspiración para proyectar tus propias metas y ambiciones.

 

  1. Haz un momento para compartir con los tuyos

 

Así como es importante recrearse y descansar de la rutina, es vital tomarnos el tiempo para hacer partícipes de nuestros procesos a aquellos que se encuentran a nuestro alrededor. Las personas más cercanas nos apoyan en los malos momentos, así que no temas en compartir con ellos también las alegrías y los éxitos. Aprende a estar presente para ellos y recuérdales siempre lo que valoras su compañía. Recuerda que los mejores éxitos son los compartidos.

 

  1. Sé agradecida

 

Al final del día podemos hacer las mil y un cosas que nos acerquen a nuestras metas, pero es importante tener un momento de humildad y agradecimiento por todas las cosas que tenemos y que nos motivan a seguir. Da gracias por tu familia, por tu salud, por tus experiencias.  Recuerda también agradecer cada uno de tus errores y no culparte por ellos, pues los errores son nuestros verdaderos maestros y aprender de ellos nos lleva un paso más cerca de la prosperidad y al éxito.