El tema del dinero es muy importante y hay que darle su peso justo en nuestras vidas para manejarlo de manera correcta.

En primer lugar hay que ver al dinero como lo que es: un “instrumento” de intercambio que nos sirve para fluir en el mundo material y cumplir nuestros propósitos.

Si bien el dinero no es realmente la finalidad de nuestras vidas, es parte fundamental de nuestra realidad. Por eso nuestro mayor reto es aprender a lograr el dominio sobre el dinero para servirnos sanamente de este instrumento y no ser esclavos del esfuerzo para ganarlo, o del malestar que siente por no tenerlo.

 

Hay que ser realistas y darle un enfoque correcto al dinero

 

Lo primordial es ser conscientes de que el dinero mueve mucha energía emocional en nosotros y si bien no es la verdadera fuente de la felicidad, es un instrumento que nos ayuda a conseguirla, simplemente porque contribuye a nuestra tranquilidad.

Tener problemas de dinero nos conecta con el sentimiento de impotencia y culpa, afecta la armonía en nuestras relaciones, nos paraliza, y eso ocupa un espacio en nuestra mente que nos quita la paz que necesitamos para fluir bien con nosotros mismos y desarrollar la creatividad para ser realmente productivos y proactivos en todas las áreas de nuestra vida.

Por eso, ser libres financieramente comienza por poner en orden nuestra mentalidad acerca del dinero, para luego tomar acciones correctas para producirlo y manejarlo.

 

Los problemas de dinero no se solucionan con dinero, sino con: creatividad, enfoque, actitud y acción.

 

Tú eres el origen y motor de tu vida, y el dinero que produces depende de dos cosas en principio:

  • De lo clara que estás de tu potencial para usar tu poder de manifestación.
  • De la manera en cómo te manejas a ti misma en las situaciones que están fuera de tu control. Hay factores externos que no puedes evitar, pero lo que sí puedes controlar es tu percepción, tu creatividad y tu actitud para enfrentar los desafíos que se te presenten y esa es la responsabilidad que te empodera.

Básicamente se trata de saber quién eres, qué es lo que quieres y tu manera de actuar para auto realizarte. Por eso, si primero tú estás bien contigo misma, así de positivos serán tus resultados en todas las áreas de tu vida y por supuesto el dinero será un reflejo de tu libertad interior también.

 

Lograr la libertad financiera es algo que se aprende a desarrollar

 

Cuando estás clara de quién eres, sabes lo que vales y lo que te mereces. Así como sabes que tienes el potencial para sentir que puedes lograr todo lo que te propongas aprendiendo a crecer y a prosperar paso por paso.

  • Diseña tu plan de vida. Define qué es lo que quieres ser, hacer y tener. Eso te da enfoque y motivación al logro.
  • Proponte como objetivo lograr primero la estabilidad financiera para satisfacer tus necesidades básicas primordiales: (alimentación, vestuario, transporte, vivienda).
  • Cuando tengas tus necesidades básicas cubiertas, comienza a trabajar por metas que consoliden la seguridad de tus necesidades básicas a largo plazo: vehículo propio, vivienda propia. Etc.
  • Al mismo tiempo establécete metas cortas como satisfacer tus necesidades de diversión, belleza, crecimiento personal, viajes, relaciones, etc.
  • Organiza tu dinero siempre. Trabajar y vivir en base a un presupuesto mensual por categorías enfoca tu mente y te ayuda a permanecer centrada en la realidad y en tus objetivos a lograr. Eso te ayuda a no caer en deudas y en el círculo vicioso que estas generan estancando tu prosperidad.
  • Si trabajas en relación de dependencia recuerda que a menos que ganes mucho y muy bien, siempre tendrás un techo de ingresos. Así que trabaja con visión de convertirte en emprendedora a corto, mediano y largo plazo empezando desde ya.
  • Enfócate en generar ingresos extra así tengas un empleo. Para lograr la libertad financiera es preciso empezar a manejar desde muy temprano alternativas que te sirvan no solo para cubrir tus gastos, sino para ahorrar e invertir. Las ventas directas son la alternativa más fácil y efectiva de conseguir dinero. Un beneficio muy importante que esto te aporta, es la ventaja psicológica. Ya que generar dinero extra con las ventas directas te dan la sensación positiva de tener tu propio negocio aun cuando lo estás comenzando. Esto te va empoderando a medida de que vas haciendo dinero paso a paso, lo cual te ayuda a crecer de manera integral.
  • Enfoca tus ganancias extra en el objetivo de ahorrar el dinero suficiente que a la larga te permita invertir. Ten visión de futuro, pues ahorrar para colocar en invertir, es tener el dinero que trabajará para ti consolidando tu libertad financiera con los años.
  • Mantente actualizada, amplía tus conocimientos, aprende algo nuevo cada día y lee sobre finanzas, éxito etc.
  • Ten muy claro que las dificultades son parte natural de la vida y que los desafíos siempre se te van a presentar. Por eso es tan importante que te mantengas enfocada y trabajes siempre por sentirte bien contigo misma. Eso es lo que te dará la fortaleza y la creatividad para reinventarte convirtiendo cada reto en una oportunidad para crecer más.