Cada acción que realizamos en nuestro día a día siempre tiene como punto de partida: la mente.

Sea a nivel consciente e inconsciente, siempre estás diseñando tu vida en base a: patrones de pensamiento aprendidos en el pasado, tus creencias y las ideas que se te ocurren.

Por eso la prosperidad verdadera es realmente un estado de consciencia y tu manera de ganar, gastar, ahorrar e invertir el dinero, parten de tus patrones que orientan tus acciones.

Tal y como piensas, actúas y así creas resultados. Por eso, si el dinero es tu dolor de cabeza, entonces revisa tu mentalidad acerca del dinero para cambiar tu situación.

 

Como todo lo que haces es un resultado de ti, entonces también todas las soluciones están dentro de ti.

Todo se puede mejorar, pero lo más importante para lograrlo es:

  • Empoderarte: eso significa que tú sabes que eres responsable de tu vida y de tus resultados y no una víctima de las circunstancias. Cuando lo asumes así, dejas de sentir que padeces, y entonces comienzas a tomar acción.  
  • Enfocarte: muchas veces no nos damos cuenta de que nuestros problemas de dinero son por causa de la dispersión y la falta de organización mental para vivir planificadamente. Por eso:

Enfrenta tu situación actual. Lo primero tienes que hacer es ver cómo está tu circunstancia financiera en el presente: mira lo que funciona, lo que no funciona y lo que hay que mejorar. ¿Tienes deudas? ¿Necesitas resolver algún asunto en particular? ¿Tienes algún deseo que no puedes cumplir por falta de dinero?

Escribe una lista de tu situación por prioridades y una vez que tienes el panorama de tu realidad enfocado: decídete a resolverlo.

Diseña un plan de acción por cada prioridad de tu lista: escribe todas las tareas que necesitas realizar para resolver cada objetivo.

Empieza a actuar y comprométete contigo misma a cumplir tu plan.

Al enfrentar tu situación aclaras y organizas tu mente, entonces es que puedes poner a funcionar de manera correcta tu plan de acción para resolver y mejorar.

Así que recuerda siempre: mente clara = acciones claras = resultados efectivos.

 

Reprográmate para ser próspera

  • Revisa tu sistema de creencias con respecto al dinero: ¿Cuáles son tus pensamientos acerca del dinero? ¿Cuáles son los patrones que aprendiste en tu familia sobre el dinero?  Si crees que es difícil ganarlo, si crees que no puedes, si piensas que no eres capaz o que no tienes suerte, si crees que no mereces más, pues así estás diseñando y manifestando los resultados en tu vida. Haz una lista de todo esos pensamientos y cámbialos por un nuevo sistema de creencias positivos y resuelve actuar en base a estos.
  • Revisa tu manera de relacionarte con el dinero: Observa conscientemente cómo manejas tu dinero. ¿Ganas suficiente? ¿Tus gastos son mayores que lo que ganas? ¿Te manejas en base a un presupuesto? Analiza bien tus acciones, mira tus errores y busca la manera de corregir  todo esto punto por punto.
  • Comienza por limpiar tus deudas. Si tienes deudas es preciso cerrar ese ciclo lo antes posible, porque vivir con la angustia de deber te quita energía para pensar, crear y resolver. Ese estado mental es lo que obstruye el flujo de dinero en tu vida, por eso empieza siempre por la fase de empoderamiento y enfoque.
  • Diseña un presupuesto. Organizar tus cuentas en una agenda te da mayor visión de tu realidad, te hace sentir que tienes el control y te ayuda a ser más efectiva. De tus ingresos fijos mensuales discrimina tu presupuesto en: Dinero para gastos, ahorro, e inversión.
  • Proponte nuevas metas. Una vez que logres reorganizar tu mente con  nuevos patrones que resuelvan tu situación inicial, proponte metas personales que te motiven a aumentar tus ingresos y haz un plan de acción.
  • Toma la determinación de ganar dinero extra. Para lograr ser experta en algo, tienes que entrenarte. Así que decide ganar dinero extra con el primordial objetivo de aprender y ejercitar nuevos patrones de productividad que te enseñarán a desarrollar la actitud de una mujer próspera.

Incursionar en el mundo de las ventas directas es increíblemente útil para enfocarte en ganar dinero por tu cuenta, pues las ventas son la única actividad que más ganancias te pueden dar en menos tiempo.

Apoyarte en la ventaja de hacer ventas por catálogo es una vía rápida, fácil, accesible y efectiva para generar ingresos extra, y  que al mismo tiempo puedes combinar con tu trabajo.

  • Define un propósito para tus ganancias extra:  

Trabajar dándole un sentido a tus acciones te mantiene enfocada en tu objetivo con motivación al logro. Así que el segundo propósito de hacer ventas es colocar ese dinero extra en la parte de tu presupuesto destinada a ahorro e inversión. Como tus cuentas están organizadas, controlarás tus gastos, mientras que por otro lado, tu dinero se irá incrementando.

 

Si te comprometes y lo haces bien, verás que la rueda comenzará a circular y te sentirás tan bien contigo misma, que no podrás parar.

Solo tienes que empezar. ¡Así que arranca ya! ¡Tú puedes!