“Un sueño sin acción es alucinación” Mia Pineda.

Aquí y ahora, mientras estás leyendo estas líneas, hay miles de mujeres planificando, diseñando sus sueños, trabajando por manifestarlos, emprendiendo, haciendo dinero, moviendo su voluntad para reinventarse a sí mismas en medio de los desafíos; desarrollando su creatividad para sacar de las dificultades una oportunidad para seguir creciendo.

Las causas y consecuencias del círculo de la vida se mueven solo con la acción del presente.

Lo que vives y tienes ahora, son el resultado de lo que hiciste o dejaste de hacer en cada ahora de tu pasado.

Lo que haces o dejes de hacer hoy, está creando tus resultados del ahora que corresponde a tu futuro.

¿Qué resultados estás creando? ¿Estás realmente trabajando por la vida que sueñas y te mereces?

Postergar, procrastinar: los verbos de la muerte en vida.

Aunque suene muy duro esa es la más absoluta realidad. Y así tienes que asumirlo si realmente quieres darle sentido a tu vida.

La vida es vida, porque es un círculo de energía que se mantiene en continuo movimiento por el propósito de la creación y la manifestación. Por eso, lo que no se activa para crear y producir se estanca, se pudre, muere.

Por un segundo cierra tus ojos y pon tus manos sobre tu corazón y siente: “Está latiendo” no para de trabajar, y si lo ves y entiendes bien, hay todo un torrente de infinita abundancia circulando dentro de ti aquí y ahora.  

Si te atreves a ir más profundo, descubrirás que ahí en tu corazón, también está latiendo toda la abundancia de tu fuerza creadora en las cualidades y talentos que te hacen única.

Si estás viva y tienes todo ese potencial ya activo dentro de ti, es que aun tienes un propósito de vida que manifestar. ¿Realmente lo estás haciendo?

Si no eres de verdad feliz, y todo lo que quieres lo dejas para después, esperando el mejor momento, pensando que necesitas estar más capacitada, o que llegue la mejor oportunidad, entonces estás postergando y procrastinando y ya sabes lo que eso significa en términos prácticos.

¿La muerte en vida es lo que realmente quieres para ti? ¿Crees que es eso lo que te mereces cuando tienes el potencial para manifestar buenos resultados por ti misma?

Tú puedes encender TU AUTO desde este mismo instante

Es normal y perfecto pasar por etapas en que te sientas perdida, desanimada e inactiva. Lo que no es normal es que no te ocupes de hacerte consciente de eso y permitas que las circunstancias pasen por ti, en vez de tú pasar por ellas.

He allí la gran diferencia: tu actitud, la cual depende de tu enfoque. Así que, si estás pasando por una etapa de desaliento, primero que nada entiende que eso se te presenta para decirte que te llegó la hora de reinventarte. Es decir: renacer en ti misma encendiendo TU AUTO.

AUTO ESTIMA = AUTO MOTIVACIÓN = AUTO REALIZACIÓN.

  1. Auto-estima: Vuelve a ti y recuerda quién eres. Re-conoce tus talentos, tus cualidades, capacidades innatas y valora todo tu potencial, pues todo lo que necesitas para ponerte en marcha ya está en ti en abundancia. Tú eres el motor de tu vida y poner en movimiento tu potencial, es activar el poder de tu motivación.
  2. Auto-motivación:  Al saber quién eres, te valoras y sabes lo que quieres. Entonces reconoces que mereces y de ahí surge tu inspiración para moverte hacia la realización de ti misma manifestando tus deseos.
  3. Auto-realización: es darle un plan de acción a lo que eres y lo que quieres. Es mover el círculo de la vida en el ahora para crear resultados en el corto, mediano y largo plazo. Es disfrutar de ti misma en el presente mientras estás en el proceso de manifestar tus sueños.

¿Para cuándo lo vas a dejar? Pon tu mano en el corazón, siente como late tu coraje para encender tu AUTO y arrancar ya.