Para cada ocasión hay una cartera específica, toda mujer lo sabe. Pero también es muy cierto que muchas veces no usamos el bolso ideal para el momento adecuado.

Cada cartera está destinada para ir a algún lugar y para un momento preciso. Lo ideal es no usar el mismo bolso que llevas a la piscina o a la playa, para ir al supermercado, o el de la oficina para un evento especial como una fiesta o a una reunión. Cada diseño cumple una función según la razón u objetivo para el cual fue creado.

Por ejemplo, el bolso de mano es uno de los accesorios indispensables de la mujer y de su elección depende si realza tu estilo o no.

Te daremos algunos tips para que siempre quedes bien al sitio que vayas:

Para el trabajo u oficina

Generalmente para cualquier tipo de actividad que ejerzamos, el tamaño del bolso o cartera siempre será más práctico si es grande y es lo suficientemente amplio para colocar todo lo que necesitamos en nuestra rutina diaria. También es ideal que sea bastante cómodo y que sea funcionalmente práctico. Los bolsos pequeños no son funcionales para el día a día. Es preferible un material  más formal como por ejemplo el cuero ya que éste combina perfectamente con zapatos de tacón.

Para el día a día

La elección de la cartera debe ser acertada, eligiendo una que sea funcional, grande, donde quepa todo aquello que la mujer acostumbra a cargar diariamente en su bolso y que sea muy práctico, ya sea para pasar el día fuera de casa o para ir de compras. Lo ideal es tener diferentes opciones de colores y materiales que se ajusten al vestuario y calzado de cada día. Si la ocasión trata de salir de paseo, tomar el té con amigas o un encuentro casual puedes usar un modelo tipo bandolera, que se adapta perfectamente.

Para la noche

Podrás optar preferiblemente por una cartera pequeña, ideal para una fiesta, ir a cenar o salir al teatro. Puedes usar las que son tipo sobre, preferida por toda mujer, sea cual sea su estilo, pero lo ideal es que tengan correa larga para que puedas colgarla y no pasar toda la noche con ella en la mano ya que puede resultar tedioso. Es importante tener en cuenta que aunque este tipo de cartera sea un tanto pequeña, es necesario que tenga un tamaño acorde donde puedas llevar tus cosas cómodamente; como el maquillaje, las llaves, el móvil, el monedero. Pero si la salida que tienes en puerta no es tan formal, podrás llevar un bolso no tan pequeño que no tenga brillo ni mucha elegancia.

Para ir al gimnasio

En este caso particular, debe ser un bolso deportivo, amplio y cómodo ya que para ir al gimnasio debemos considerar llevar muchas cosas. Toda mujer necesita en una jornada de gym envase con agua, artículos personales y de higiene, toalla, ropa de cambio, zapatos, etc. Lo ideal es que sea un material lavable ya que normalmente se acostumbra colocarlo en el piso a la hora de ejercitarnos.

Para salir de compras

¿A qué mujer no le gusta salir de tiendas? En este caso también es importante tomar en cuenta que al salir de compras es más cómodo un bolso grande y no tan formal, así puedes colocar algunas cosas que ya hayas adquirido en otros establecimientos y tendrás las manos libres y disponibles para  tocar y elegir lo que estás a punto de comprar. Es preferible si es cruzado, así te olvidarás incluso de que llevas cartera.

Para la playa o la piscina

Estos bolsos deben ser funcionales, grandes, cómodos, fuertes y preferiblemente impermeables, ya que por lo general se colocan allí las prendas mojadas como el traje de baño, la toalla, los productos de cuidado personal, entre otros. Mujer cómoda y prevenida en el mar, vale por dos.

Para ir de viaje

Lo más recomendable es que sea lo suficientemente amplio para colocar todo lo que necesitas tener a mano, por ejemplo; documentos personales, cosas de aseo personal, cámara fotográfica o de video y hasta unos snacks para comer. Es importante que tenga varios compartimientos para mejor manejo y mayor comodidad. Así no tardarás horas en encontrar lo que necesitas. Mujer de viaje precavida, disfruta el doble.

Para la mujer, una cartera es el accesorio imprescindible. Los modelos y tipos son muy variados. Diferentes diseños, tamaños, colores y materiales a escoger, siendo esta última característica difícil de elegir. Lo importante no es llenar tu armario sólo con miles de carteras y bolsos de todo tipo. Es cuestión de que los adecues a tu estilo y a tu look, comprando los más funcionales y acordes para cada ocasión.

¿Quieres leer más consejos sobre moda y belleza? Visita nuestro BLOG.