La mayoría de las mujeres somos amantes de los zapatos, no escatimamos a la hora de adquirir un modelo que esté a la moda.

Si de zapato se trata, ahí estamos todas de punta en blanco, muy dispuestas para ir de shopping. Esto sin importar cuantos pares tengamos en nuestro guardarropa.

Una mujer tiene en el armario un promedio de 20 pares de zapatos, aunque generalmente le da uso solo a 4  pares. El resto es solo para presumir con las amigas o para darse un lujo a la hora de querer combinarse en cualquier evento que lo amerite.

Millones de mujeres están obsesionadas con la compra de éste articulo tan femenino. De acuerdo con el Centro de Investigación de Informes del Consumidor de los Estados Unidos, los zapatos son una de las prendas que genera más adicción en la mujer.

Esta adicción comenzó en el siglo XX cuando las mujeres de la alta alcurnia se cambiaban de zapatos muchas veces al día como señal de buen status social. Es posible que esta compulsión esté asociada por un desorden emocional llamado neofilia y también conocido como obsesión a lo nuevo. Esto se debe mayormente a que la mujer se siente complacida por ir de compras y tener cosas nuevas.

Quienes tienen esta compulsión no paran de comprar nunca, siempre hay una excusa para salir de shopping.

Es muy cierto que existen calzados que lucen muy llamativos o está a la moda en ese momento, pero que en la realidad son imposibles de usar. Sin embargo, para estos casos hay mujeres que han llegado al extremo de acudir con el cirujano estético para tener unos pies perfectos.

En Nueva York Suzanne Levine, especialista en este tipo de prácticas y puede cobrar hasta 5,000 dólares por dejar unos pies perfectos.

Otros métodos a los que suelen recurrir las mujeres a causa de esta obsesión es realizarse liposucción en los tobillos y pantorrillas e inyectarse silicona en la zona donde cae el peso con el uso de los tacones.

Está comprobado que la compra de calzado en las mujeres es un desestresante y genera un efecto antidepresivo que hace que se eliminen ansiedades milagrosamente.

Pero el problema realmente es cuando se convierte en un obstáculo para su propia economía o cuando la prioridad de vida es el tema de los zapatos. Definitivamente es una adicción cuando se llega a este punto y se debe tratar con especialistas.

Ahora bien, siempre y cuando no sea obsesivo e impulsivo sino que de vez en cuando queremos darnos un regalo, los zapatos están de primeros en la lista.

Aquí te daremos algunas razones por la cual somos tan amantes de estos accesorios:

  • Se consideran un buen antidepresivo.
  • Nos hace ver más sexys.
  • Los zapatos siempre quedarán estupendos así bajes o subas de peso.
  • Casi ningún modelo pasa de moda.
  • Un buen par de zapatos hará la diferencia a la hora de que no tengas claro que prendas de vestir ponerte. De seguro los protagonistas serán los zapatos.
  • En el caso de los zapatos con tacones te logras ver y sentirte más estilizada.
  • Se consideran que duran más tiempo y se pueden usar por varias temporadas.
  • Se pueden comprar del color que prefieras, pues ya no es una regla tener que combinarlos con la cartera o el cinturón.
  • En cualquier situación puedes usar cualquier modelo siempre y cuando lo sepas llevar.
  • Puedes personalizarlo con detalles adicionales como flores y moños, dependiendo de la ocasión para hacerlos diferentes.

Así que, mis queridas amigas siempre y cuando no lleguen a los extremos de obsesión en este tema, no está demás pasar de vez en cuando por la tienda de calzado de tu preferencia y comprar un par, verás que el estrés que puedas tener de seguro desaparecerá como por arte de magia…

¿Quieres leer más consejos sobre moda y belleza? Visita nuestro BLOG.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *