Nadar no sólo mejora tu sistema cardiovascular, sino que también reduce el riesgo de sufrir enfermedades del corazón, a medida que envejeces. Además, es una forma agradable de ejercitarte un poco.

Nadar tiene un efecto positivo tanto por dentro como fuera, considerado un ejercicio completo ya que ayuda a quemar calorías y liberar tensiones mentales. Incluso disminuye el mal humor, y por fuera, pues el cuerpo se tonifica con el nado frecuente.

Existen varios tipos de nado, llamados estilos, entre ellos el de pecho, nado tipo mariposa, estilo libre, entre otros. Los músculos que se ejercitan durante el nado son el cuello, los hombros, pecho, espalda, brazos, caderas y piernas.

Mientras nadar se convierta en una rutina desde niños ya en la madurez será algo vital para nuestra vida y cuerpo en general, pues todo esta en acostumbrar a nuestro cuerpo a algo positivo y esencial para nuestra salud.

Podemos decir que mejora nuestra flexibilidad, coordinación y resistencia, ya que trabajan los principales grupos de músculos de nuestro cuerpo, reduce tu presión sanguínea. Por ende, es uno de los ejercicios más completos y con más efectos positivos para nuestro cuerpo.

Nadar, visto como hobby, como deporte o como rutina de ejercicio físico es muy placentero tanto para la mujer de hoy en día como para los hombres y niños, ya que  ofrece distracción y al terminar el día el cuerpo lo agradece, tus pulmones se purifican en solo minutos ya que botan las toxinas y el respirar se hace más fluido y fácil.

La natación en todos nuestros tiempos ha existido por supuesto, no como una moda obviamente, ha sido un deporte desde tiempos ancestrales y aprender a nadar casi desde el nacimiento era algo obligatorio en las civilizaciones pues debían nadar mucho hasta para trasladarse o conseguir alimentos.

Tanto hombres, mujeres y niños debían lanzarse a la aventura de nadar incluso en aguas muy profundas para ejercitarse y siempre fue visto como uno de los mejores deportes para el cuerpo humano.

Con el paso del tiempo, se hicieron hasta competencias de nado por dinero hasta alcanzar sus metas.

En el amor ha triunfado el nadar pues hoy en día la mujer embarazada hace cursos para dar a luz a su bebe, en piscinas especiales, llamados partos de agua en donde el bebé prácticamente sale al mundo nadando pues cae directo al agua y por instinto nada.

Un efecto maravilloso para los dolores y muy positivo para la mujer se ha convertido este tipo de parto

 

Entonces podríamos señalar, los 10 efectos más importantes y positivos de nadar:

  1. Ayuda a quemar calorías al instante mientras ejercitas tu cuerpo dentro del agua.
  2. Baja la presión arterial, muy importante para la frecuencia cardiaca.
  3. Libera tensiones mentales y mal humor.
  4. Tus pulmones se oxigenan botando de inmediato las toxinas acumuladas, ayudando a tener una buena respiración de inmediato.
  5. Ejercitas la mayor cantidad de músculos de tu cuerpo.
  6. Retrasa el envejecimiento.
  7. Nos hace mas ágiles y flexibles.
  8. Nos ayuda en nuestra capacidad de resistencia (muy buen cardio.
  9. Mejora el sueño, ya que nadar es relajante.
  10. Mejora muchísimo los dolores de espalda.

Entre otros beneficios está la mejora de nuestra piel, la cual obligatoriamente debemos cuidar más, ya que estará expuesta en algunos casos a los rayos solares y debemos cuidarla con protectores y cremas especiales. Al hacerlo rutina, la piel de inmediato cambia a brillante y suave.

Igualmente, si el nadar lo tomamos como rutina de ejercicio nuestro cabello necesita de un gorro protector. Hay muchos en el mercado que no requieren invertir mucho dinero.

Es un tema muy amplio y por supuesto hay muchos más beneficios, ya que siempre todo lo que tenga que ver con nuestra salud y belleza es amplio e interesante.

Siempre que practiquemos la natación como beneficio para nuestra salud, será igualmente, una bella y excelente decisión para nuestro cuerpo y mente.

 

¿Quieres leer más consejos sobre crecimiento personal? Visita nuestro BLOG.