Cuando escuchamos la palabra dieta automáticamente nos ponemos de mal humor. El sólo pensar que tenemos que pasar hambre para poder ponernos la ropa que perdimos hace algún tiempo ya es suficiente motivo para tirar la toalla.

El problema de algunas dietas es que básicamente recortan las calorías, y como es normal, todos queremos bajar de peso rápidamente. Es por esto que la mayoría de las dietas bajas en calorías son las más comunes. La consecuencia es que este tipo de dieta trae un déficit de energía que al final debe ser subsanado.  Lo mejor es evitar las dietas en lo que puedas, comer sano y saber equilibrar los alimentos.

Definitivamente los buenos hábitos necesitan de mucha tenacidad y constancias. Bajar de peso puede ser sencillo mientras sigas estos pasos que te ayudarán a mejorar tu calidad de vida. Es importante que estos métodos los apliques en casa con tu familia para que todos tengan una dieta sana y saludable.

  1. El desayuno es la comida más importante del día. Las personas que desayunan tienen más posibilidad de mantener un peso saludable a diferencia de las que no lo hacen. Asimismo, tienden a comer menos calorías a lo largo del día. Comienza tus mañanas con un buen desayuno con cereales integrales, proteínas magras, verduras y frutas.
  2. Olvídate de las frituras, hay muchas alternativas para que tu comida quede estupenda. Una forma para que quede a gusto es usando especias naturales, por ejemplo el limón, chile o hierbas aromáticas, claro, siempre adáptalo a lo que estés preparando. Estas especies son ideales para sazonar las comidas y darle el toque para una buena degustación sin aumentar las calorías.
  3. Aumenta el consumo de fibras, esto te hará sentir más satisfecha. Puedes consumir fibras en frutas, verduras, cereales integrales, ayudando de esta manera a equilibrar el azúcar en la sangre y es lo que te hará sentir sensación de llenura.
  4. Las proteínas particularmente son excelentes para bajar de peso ya que el organismo usa más calorías para digerirla que las que necesita para digerir los carbohidratos y las grasas. Además de esta manera se encarga de formar la masa muscular y de mantenerla. Asimismo, hacen sentirte lleno por más tiempo, de esta manera te ayuda a calmar el hambre de medio día. Debes asegurarte de consumir las proteínas correctas, como el pollo, pavo, pescado, lentejas, frijoles, lácteos bajos en grasa y claras de huevo.
  5. Un promedio de 150 calorías pueden ser 20 caramelitos de dulce, en cambio 4 tazas de palomitas sin grasa también equivale a esa misma cantidad de calorías. Tú decides que te llena más… Si eliges alimentos con más calorías comerás menos de ese alimento y, por lo tanto, no te sentirás tan lleno.
  6. Sustituye los condimentos grasosos y llenos de calorías por aderezos más sanos. En lugar de usar mayonesa o mantequilla, unta tu sándwich con un poco de aguacate. Prefiere las salsas roja o verde que la crema agria.
  7. De acuerdo con estudios realizados el dormir mal o tener falta de sueño trae consecuencias, como aumento del hambre y ansiedad, cambios hormonales y metabolismo lento. Duerme por lo menos 8 horas completas, de esta manera regularás el metabolismo.
  8. Trata de servirte las porciones de comida en plato no muy grandes, ya que de ser muy grande de seguro lo notarás vacío, en cambio si el plato es más pequeño tu porción se verá mayor. Realmente es una manera de engañar a tu cerebro para hacerle creer que está consumiendo más alimento.
  9. No debes distraerte a la hora de la comida, esto quiere decir que no es recomendable ver televisión, o trabajar en ese momento ya que no tomarás en cuenta que tanto estas consumiendo. Trata de hacerlo consciente y tómate el tiempo necesario para saborear y masticar cada bocado.
  10. Cada día hay más personas preocupadas por comer sano y que se preocupan por su salud, de seguro en tu entorno tendrás alguien que conozcas con esa intensión, sería buena idea estar en contacto con esa persona para que puedas conseguir un apoyo, de esta manera será más fácil la meta de perder esos kilos demás.

 

Ten presente que una dieta adecuada es la que cumple con las exigencias específicas de cada individuo, no necesariamente debe ser estricto. Basta con llevar una alimentación balanceada y tendrás una vida saludable.

Si deseas bajar de peso exitosamente debes hacerlo poco a poco, tomando mucha agua, comiendo menos y ejercitándote por lo menos 3 veces por semana.

¿Quieres leer más consejos sobre salud y bienestar? Visita nuestro BLOG.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *