En estos meses de frío, tu cuerpo acelera su metabolismo para poder contrarrestar las bajas temperaturas. Sin embargo, la mayoría de nosotras solemos subir de peso en este periodo.

Las personas prefieren consumir alimentos calientes, pero también comen chocolates y muchas frituras, para luego querer bajar esos kilos de más de forma rápida a veces de modo inadecuado. Por eso, es recomendable acudir a un chequeo médico antes de iniciar una dieta.

Cada época del año tiene sus ventajas y el frío del invierno no suele ser muy propicio para hacer dieta, ya que las comidas son con muchas calorías, para soportar esa temperatura.

El invierno cambia nuestra actitud y las ganas de hacer algunas cosas, el cuerpo necesita reservas de grasa para combatir el frío. Estos cálidos placeres no están prohibidos, de hecho podemos disfrutarlos mientras adelgazamos, pero sólo de vez en cuando.

Loa especialistas afirman que el cuerpo aumenta el gasto calórico hasta un 10% para mantener una temperatura regular. Junto a una dieta balanceada y ejercicios regulares, ya que el frío ayuda a los que desean bajar peso.

Tu cuerpo trabaja más para calentarse, de esa manera, gasta más calorías. Es importante aprovechar el invierno para adelgazar. El mejor período para la práctica de ejercicios más intensos y para empezar una buena dieta es el invierno. Es un buen momento para adelgazar y no angustiarse en el verano para perder los kilos que sobran.

Si buscas bajar de peso en el invierno estos consejos te ayudarán

Prepara sopas calientes y saciantes, la clave es consumir alimentos que te ayuden a combatir las bajas temperaturas sin pasarte con la ingesta de calorías. Las sopas de verduras son la mejor opción, consomés de pollo, caldo de res, pescado o camarón. Al prepararlas en casa contienen menos calorías, además son muy saludables.

El nutricionista recomienda el consumo de sopas en estas frías tardes. Lo ideal es que prepares la sopa en casa, incluir verduras, poco aporte de sal, agregar claras de huevo que aportan proteínas, además de pollo o pavo.

Llena tu despensa de infusiones, es la bebida perfecta para la estación, ya que te mantendrá caliente y a la vez hidratada. Si no te apasiona demasiado el té o las infusiones, puedes disfrutar de un chocolate caliente con alto porcentaje en cacao y poco azúcar.

Come mucha fruta, las manzanas asadas o las ciruelas calientes son opciones dulces con las que podrás cuidar tu línea en invierno sin que las calorías te pasen factura. Por la noche come menos cantidad, preferentemente alimentos ricos en proteínas.

Muévete dentro de casa, si te cuesta salir de casa en invierno, disfruta de las opciones que te ofrece tu casa, practica ejercicios que te ayuden a mantenerte en forma y a llevar un ritmo de vida activo, es una forma de quemar calorías, además de activar el metabolismo sin mucho esfuerzo.

Mantente hidratada, para evitar la descompensación del organismo, la recomendación es mantenerte hidratada. Beber agua, para perder peso es importante, ya que la hidratación nos ayudará a eliminar toxinas y combatir la retención de líquidos.

Te recomiendo beber por lo menos ocho vasos de agua. Se sugiere tomar uno al despertar, otro en el desayuno, dos al medio día, uno en la comida, dos durante la tarde y uno en la noche.

Dormir lo suficiente, la relación entre sueño y metabolismo es muy estrecha. Cuando tenemos sueño el cuerpo intenta recuperarse y genera la sensación de hambre. Además no dormir reduce considerablemente el metabolismo. Por eso es necesario que duermas entre 7 y 8 horas por la noche.

Recuerda que con una alimentación apropiada, complementada con ejercicio físico regular, es la mejor opción para adelgazar o bajar peso, además de conseguir un cuerpo saludable y una figura esbelta.
¿Quieres leer más consejos sobre salud y bienestar? Visita nuestro BLOG.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *