No es igual un maquillaje para salir a una cena informal con unas amigas, que para ir a una fiesta de gala, ser la madrina de una boda o sudar toda una noche bailando en la disco. Cada “look” debe ser diferente para cada ocasión.

Principalmente el objetivo del maquillaje es alzar la belleza y disminuir pequeñas imperfecciones, pero es importantísimo adecuar los colores y su intensidad en cada compromiso durante el día para siempre lucir estupenda.

Maquillaje natural:

Este estilo es para las mujeres que sólo quieren mejorar la belleza natural de su rostro. En lugar de transformar su apariencia, con este método se hacen pequeños cambios de manera que solo se destaquen un poco más los ojos, la boca y la piel, pero que luzcan como son naturalmente. Es decir, se usan colores con tonalidades similares a los de tu cara.

Maquillaje de noche:

Este tipo de técnica es más audaz y sexy, son básicamente más pronunciados, destacando más las facciones de tu rostro. Aunque este estilo puede variar y ser más o menos intenso. Eso lo decides tú, que tanto te gusta destacar. Generalmente las sombras, el rímel, el contorno de los ojos y un buen labial son buenos aliados para un evento nocturno.

Maquillaje Prom:

Este estilo es más elaborado que otras formas de maquillaje. Funciona perfecto para una noche de mucho movimiento en la pista donde podrás destacarte entre otras. Los atuendos de lujo, requieren de la compañía de una buena  técnica. Pestañas postizas, rímel de espesor, y las sombras oscuras suelen ser más populares para esta ocasión.

Maquillaje de novia:

Este tipo de técnica generalmente es muy suave y delicado, donde solo debe destacarse el rostro de la novia con un look muy natural pero al mismo tiempo sofisticado y resaltando su belleza.

Maquillaje gótico:

Este estilo es uno de los más extremos de la técnica ya que suele ser bastante recargado en el área de los ojos, con sombras de ojos oscuras y lápices labiales oscuros, lo cual es un complemento a la vestimenta que es oscura y un tanto desgastada. Realmente este estilo no está hecho para todo el mundo.

Maquillaje Antiedad:

Las mujeres cuando llegan a cierta edad luchan contra su apariencia tratando de ocultar las líneas en el rostro. Realmente se puede utilizar este tipo de técnica para ayudar a verse más joven. Si estás alarmada porque tu piel ya se ve un tanto desgastada por los años, usa este tipo de maquillaje para contrarrestar esta tendencia.

Maquillaje permanente:

Conocido como tatuaje cosmético. Esta técnica es uno de los más populares en los últimos años. Esta técnica era usada generalmente por modelos y actrices u otros en el medio artístico para minimizar largas horas sentadas.

Maquillaje Mineral:

Aunque este tipo de técnica ya se usaba en los años 70, el maquillaje mineral ha ganado gran popularidad en estos últimos años. Existen muchas razones para utilizar este tipo de maquillaje a base de minerales, ya que es menos probable que se obstruyan los poros, mejorando la salud de tu piel si la usas constantemente. Esto se debe a la aplicación de nutrientes y minerales directamente en el rostro. Este tipo de técnica gusta muchísimo por ser natural, proporcionándole a la piel un brillo de larga duración dándonos la gran ventaja de aplicar una sola vez al día y no colocarlo varias veces como es el caso de un polvo corriente.

Espero haberte ayudado con estos importantes tips para lucir adecuadamente para el momento que lo requieras  y acorde a tu estilo.

¿Quieres leer más consejos sobre moda y belleza? Visita nuestro BLOG.