Si de verdad quieres ganar paz, salud, dinero y amor, inspírate siempre

Tener consciencia de ti misma, es lo que te hace una mujer realmente próspera, con una actitud de vida dispuesta al éxito.

Es decir, una mujer centrada en sí misma y bien plantada con los pies en la tierra, tiene bien claro que: ES un espíritu CON una mente, EN un cuerpo.

Estar consciente del orden de estas tres partes que integran tu totalidad y te hacen única, te ayuda a asimilar la idea de dónde radica tu verdadero potencial para ponerlo a funcionar efectivamente a tu favor.

Per sólo cuando te haces realmente consciente de tu Ser, es que sabes convertir tu potencial en el poder para manifestar tu proyecto de vida, produciendo ganancias integrales siempre.

Tu Ser es el verdadero generador de todo lo que haces y produces

Recuerda que el orden correcto para mover la prosperidad es: Ser – Hacer – Tener.

Así que comprender tu Ser, es el principio correcto de todo, para que todo lo que hagas esté bien alineado con el orden inteligente que guía tu experiencia, cada vez que te manifiestas a ti misma.

Tu Ser o espíritu es esa fuente de ánimo que nace en tu interior y que te conecta con la vida, porque te hace sentir viva.

Tu espíritu es tu fuente de inspiración, que es la causa de donde brota tu creatividad que se expresa como ideas en el lado positivo de tu mente.

Es ese punto más profundo de ti misma de donde se genera el potencial auténtico de tu abundancia interna, que te hace sentir plena y totalmente capaz.

Cada vez que estás alegre y te sientes llena de energía, o experimentas plenitud, o cuando una idea que surge como una chispa que te motiva a actuar, quiere decir que es tu espíritu, tu propio Ser, el que está despertando el infinito potencial de tu creatividad, tus talentos y tu belleza interna para animarte a actuar. Eso es lo que te hace sentir realmente viva y motivada. Es decir: “inspirada”.

Si te mantienes conectada con tu espíritu, te sentirás llena de energía vital, y también estarás usando óptimamente tu cuerpo tu como instrumento de experiencia en este mundo físico y sabrás prosperar reflejando todo el esplendor de tu belleza interior también.

Si no te sientes Inspirada, es que estás en De-Presión.

Este proceso parte de una fórmula muy sencilla que si la llegas a entender, te ayudará a liberarte de muchas cargas auto-limitantes, y te permitirá fluir en todas tus actividades del día a día sintiéndote animada, creativa y llena de energía vital. Es decir: “Inspirada”.

Para conectar con esa inspiración que es tu generador más potente, en primer lugar, lo que tienes que saber es que estar “Inspirada” o “Animada” es estar en el Espíritu.

Espíritu = In-spíritu= INSPIRADA.

Lo contrario a este estado natural de tu Ser es estar Deprimida = En De-Presión = En-Prisión.

Cuando desconectas tu consciencia de tu Ser, te sientes de-caída, des-animada o de-primida. Eso es señal de que hay algo en ti que se presiona a sí misma, o no sabe regularse cuando se siente presionada por factores externos.

Es muy normal que a veces fluctúes en las emociones, porque al ser humana y también mujer, estás propensa a que los ciclos hormonales influyan en tu ánimo, junto con los procesos y dificultades normales de la rutina.

Pero el bajón emocional y físico ocurre porque has dejado que tu atención y tu manera de interpretar lo que te pasa, caiga prisionera del lado negativo de tu mente, ya sea a nivel consciente o inconsciente.

Son estos factores los que condicionan o limitan tus niveles de desempeño, de rendimiento y de dar resultados óptimos en cualquier área de tu vida donde actúes.

Por eso, cada vez que no te sientas Ex-presándote: vibrante, animada, motivada, observa siempre qué es lo que estás pensando para resolver ese malestar en tu momento presente.

Tu cuerpo, por ser un instrumento guiado por tu espíritu y tu mente, también te ayuda a saber cómo está tu ánimo desde lo más profundo de ti. La gran mayoría de las afecciones de salud son somatizaciones de un proceso emocional no manejado conscientemente. Así que la mayoría de las veces el mejor remedio está dentro de ti, y por eso lo mejor que puedes hacer es detenerte para observar por qué te desconectaste de tu inspiración.

En conclusión: cuando caes en cualquier nivel de De-presión, es que no te estás Ex-presando desde tu verdadero Ser o Espíritu.

Libérate siempre en la Ex-Presión de tu inspiración.

El gran motor de tu vida está en tu interior y saber encender esa chispa trabajando en ti, para conectar con la inspiración de tu Ser, es tu responsabilidad.

Pero lo mejor de esto, es que cuanto más te sientes conectada con tu Inspiración, entonces evitas la De-presión sintiendo la Ex-presión de tu creatividad, de tu energía vital y de tu belleza interior que está más a flor de piel. Es así como también inspiras, animas y enamoras a los demás.

¿Quieres saber cómo conectar tu Ser para inspirarte y desde ahí ex-presarte para inspirar?

¡Sigue leyendo el próximo artículo!

¿Quieres conocer más sobre consejos de crecimiento personal? Visita nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *