Todos nos sabemos el truco de la pintura de uñas para frenar una carrera incipiente. Pero, ¿y si lo que queremos es evitar al máximo posible que salga esa carrera en nuestras medias panty? Hay maneras (y no necesariamente gastarás dinero en los pares más caros).

1.- ¿Qué son los den?

Den, es la abreviatura de deniers, y es la medida del grosor del hilo de la media. Mientras más bajo sea el número la media es más delgada y transparente (15, 20, 40…). A partir de 60 den encontraremos las medias pantys más gruesas, resistentes, y opacas, es decir, aquellos con los que la pierna apenas se transparenta.

2.- ¿Por qué duran poco tiempo en buen estado?

Esto por lo general, se debe al mal uso ya que no nos las ponemos de una manera correcta. Hay que procurar hacerlo suavemente, sin tiros, sin usar anillo ni relojes o pulseras. Una vez colocadas debemos tener precaución con las mesas y sillas, éstas suelen engancharse rompiéndose fácilmente.

3.- Algunas de la medias deben lavarse a mano

Los pantis que son hasta 40 den son las más delicadas y delgadas, así que lo recomendable es lavarlas a mano, con un detergente suave. Es importante que el agua no esté demasiado caliente, porque podría arruinar la elasticidad de las medias. Tampoco se deben torcer ni frotar demasiado.

4.- Puedes usar lavadoras con precaución

La mayoría de los electrodomésticos para lavar prendas que existen en el mercado, poseen un ciclo indicado para ropa delicada, en el caso de las pantis es una prenda muy frágil. Puedes lavarla dentro de una funda de lavado y programar tu lavadora en el ciclo delicado. Lávala con agua fría y con poco detergente y acondicionador por ser el mayor enemigo de las fibras sintéticas y elásticas.

5.- Es recomendable lavarlas en una bolsa especial

Es decir, en una bolsa de lavado y que sea de calidad. Una mala bolsa no solo puede provocar un mal aclarado dejando restos de jabón en las medias sino que puede haber enganchones o roturas por una mala cremallera. Además, trata de lavarlas al revés en caso de que contengan fibras naturales como cachemir, lana o mohair y evitar rozaduras.

6.- El momento del secado

Nunca debes meterla en la secadora o en cualquier electrodoméstico que genere calor. Debes mantenerlas lejos de la secadora, o de cualquier otra fuente directa de calor, ya que el material de las medias panty como la lycra o elastán es sumamente delicado por su elasticidad, esto generaría deformidad en tus medias y a su vez deterioro. Puedes hacer uso de una cuerda para secarlas al aire libre eliminado con una toalla el exceso de humedad. No les coloques pinzas a la hora de tenderlas, dejarán marcas y pueden llegar a enredarse hasta romperlas.

7.- Lee el paquete

Parece un tanto obvio, pero hay momentos en lo que se nos olvida. En todos ellos vienen impresas y muy bien explicadas las recomendaciones de lavado, el modo de secado y conservación del fabricante.

8.- ¿Cómo guardarlas?

Lo más importante al momento de guardarlas es evitar que se rocen con alguna cremallera o se enganchen con alguna otra prenda que contenga pedrería, lentejuelas o ganchos que puedan dañarlas. También se recomienda doblarlas igual como vienen en el paquete, con un máximo de 2 a 4 pliegues, sobre todo si se trata de medias panty que son más finos. No las guardes en bolsas plásticas para que puedan transpirar.

9.- El apuro

Tarde o temprano esto ocurrirá y nos tendremos que deshacer de ellas. Pero el truco de urgencia con pintura de uñas ha funcionado durante décadas y no ha dejado de funcionar. El problema es cuando descubrimos la carrera ya en la calle y no llevamos el esmalte de uñas a la mano.

 

Espero que con estas recomendaciones puedas conservar más tiempo tus medias panty y así no gastar tanto dinero comprando unas nuevas cada semana…

¿Quieres conocer más consejos sobre moda y belleza? Visita nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *