El Feng Shui proviene de la antigua cultura china y se encarga de las energías positivas de nuestra casa, donde es posible mejorar la calidad de vida y mantener la armonía en distintos aspectos.

Seguro que en cualquier momento has escuchado a personas comentar que dicen “sentir el ambiente con energías negativas” o “el ambiente es pesado”¿Por qué pasan estas cosas? Precisamente, se debe al manejo de las malas energías en el hogar. Cuando el lugar es oscuro y por lo general se manifiestan altercados, envidias, falta de amor, chismes o se practican rituales de baja evolución, ese  ambiente se carga de energías discordantes. Es por ello que te damos estos pasos para que puedas armonizar tu hogar y equilibrar las energías positivas en el amor y la economía.

 

  1. Mantén las puertas libres de basura a su alrededor

De acuerdo a la tradición del feng shui, es de gran importancia la entrada de la casa, ya que es el portal que une el mundo exterior y nuestro hogar. Por lo tanto es vital que el área de la puerta principal esté constantemente limpia y libre de desechos, de esta manera evitarás que se acumulen energías negativas.

 

  1. Evita los pasillos y escaleras

Los pasillos que nos llevan a una ventana o puerta, los vestidores largos o escaleras que se encuentran en el hall canalizan la energía haciendo que se vaya de nuestro hogar.

 

  1. Usa objetos bonitos y llamativos a la vista

Es recomendable colocar un objeto agradable a la vista de todo aquel que llegue a tu casa.

 

  1. Coloca flores y plantas

Las flores y las plantas suavizan y limpian el ambiente de los nocivos ángulos cortantes, que detienen el flujo de la energía vital.

 

  1. No acumules objetos

Los objetos en los pasillos, la aglomeración y los desniveles, paran la circulación de las energías benéficas.

 

     6. No le des la espalda a la puerta

Es recomendable no colocar mesas o escritorios de trabajo donde tengamos que sentarnos dándole la espalda a la puerta de entrada. Si no tenemos más opciones, podemos colgar un espejo de frente a nosotros para que el reflejo nos permita visualizar la puerta que tenemos a nuestra espalda.

 

  1. Acostumbra a colocar frecuentemente flores en tu hogar

De acuerdo a esta antigua cultura china del Feng Shui, se sugiere colocar peceras, floreros y objetos que representen el agua el cual debe mantenerse en movimiento y debe estar limpia, esto favorece la economía. Además, nos brinda descanso a la visión.

 

  1. Ventanas de líneas curvas

Si por casualidad estás por construir tu vivienda, ten presente que las ventanas deben tener un diseño curvo, de esta manera permitirás que la energía vital se esparza armónicamente más que con las ventanas de líneas rectas o en puntas.

 

  1. Dejar circular el aire en el ambiente

Las ventanas son necesarias para que tengamos circulación de energía. Es recomendable colocar ventanas de hoja y no ventanas corredizas ya que éstas ofrecen mayor espacio para dejar salir y entrar la corriente de aire en la casa.  De solo tener ventanas corredizas, podemos acrecentar la recepción de energía colocando en algunos extremos campanas que se movilicen y suenen con el viento. De esta manera se aumenta el caudal energético.

 

  1. Evita objetos de líneas rectas

Puedes suavizar los ángulos rectos, bien sea redondeándolos, colocándole molduras, colocando los muebles diagonalmente, objetos artísticos, luces, plantas, esculturas, cerámicas, etc. Observa la energía que se maneja en tu hogar.

 

  1. Alineación de las puertas o ventanas

Las puertas y ventanas son el ingreso y salida de la energía. Es por esto que debes cuidar que no queden alineadas o una frente a la otra, debido a que genera un cambio brusco de la energía. En caso de estar alineadas, se recomienda colocar plantas en el área ambiente, pero sin bloquear la circulación.

 

  1. Favorece la armonía de tu hogar

Limpia las construcciones que son muy antiguas o que hayan sido cementerios, prisiones, terrenos donde se hayan generado guerras. Debes estar muy pendiente de algunas señales que indican las energías negativas como por ejemplo; problemas de alumbrado, objetos dañados sin algún motivo, plantas que se secan, problemas de griferías y goteras, deterioro de la salud sin motivo, estados depresivos, áreas con ambiente pesado, pérdida del entusiasmo y del interés. Si te sientes identificada con estos aspectos, favorece la armonía de tu hogar.

 

Aplica estos consejos y haz de tu hogar un lugar armónico y agradable.

 

¿Quieres conocer más consejos sobre salud y bienestar? Visita nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *