Si quieres iluminar tu vida, debes enfocarte en encontrar tu luz en el presente

Si tu mente está anclada en el presente y realmente conectada con tu abundancia, luz y tu paz interna, entonces tienes la energía emocional alineada de manera positiva para sentir la motivación de actuar con un buen desempeño y así manifestar productividad y buenos resultados.

Es cuando tu energía emocional negativa aflora que divagas en el lado negativo de tu mente. Entonces todas las acciones que realices para manifestar lo que deseas terminan siendo muy erráticas.

Es así como los mayores obstáculos parten de ti y, sin darte cuenta, también proyectas y atraes esos obstáculos en tu realidad.

Si no te haces consciente de eso, será tu actitud la que bloqueará tu capacidad de crear y de fluir con tu trabajo, con tus relaciones y tu propia autorrealización.

La importancia de saber “eliminar para iluminar”

Si realmente tienes la intención de prosperar, entonces tienes que saber desarrollar una auténtica consciencia de prosperidad.

Esa mentalidad y actitud ante la vida nacen de ser consciente de tu propia luz: saber mantenerte enfocada en tu creatividad y en la sensación de abundancia que se produce cuando te sientes realmente conectada con la fortaleza de tus dones y habilidades, siempre en el presente.

Pero, como eres humana, es normal que también tengas tus sombras. Y tu lado oscuro, que es tu pasado emocional negativo, dominará tu vida solo si tú lo permites.

Si te enfocas en tu lado oscuro, pensando siempre negativamente y recordando las frustraciones del pasado, entonces desenfocas tu atención de tu potencial interno y alimentas la energía emocional que te bloquea.

En vez de proyectar tu luz, lo que estarás haciendo es proyectar tu propia sombra, que en términos concretos se traduce en: impotencia, fracaso, carencia, separación y desconexión con sano fluir de los procesos.

Deshacer tus sombras, eliminar los agregados psicológicos negativos que aprendiste tras tus experiencias en el pasado, es algo que se aprende y se logra si así lo decides.

Eliminar el pasado de tu mente sólo se consigue dedicando tiempo a trabajar en ti. Ese trabajo interno es lo que te ayuda a cerrar ciclos para deshacerte de la sobrecarga emocional negativa, limpiando tanto tu mente como tu corazón para que tu luz interna realmente brille y se pueda expandir.

El primer paso para pasar el pasado es aceptar tu lado oscuro

Para poder iluminar tu vida, es preciso iluminar tu mente; pero jamás podrás lograrlo si te resistes a ver tu lado oscuro, que fue lo que creó tus decepciones, desilusiones o frustraciones del pasado.

Para poder pasar de verdad la página de algún momento difícil y comenzar una nueva con más fuerzas, debes mirar dentro de ti y asumir las sombras de tu carga emocional con aceptación y tolerancia.

Jamás podrás abrir un nuevo ciclo de manera positiva mientras no hayas limpiado con aceptación todas las percepciones y creencias que te llevaron a sacar la conclusión de tus experiencias. Pues en base a estas conclusiones es que seguirás creando tus realidades futuras.

Si de tus experiencias negativas almacenas en tu mente sólo tus percepciones negativas, entonces dejarás los ciclos abiertos en tu subconsciente, y en lo sucesivo esto causará el saboteo que te lleve a re-crear las mismas experiencias negativas una y otra vez, hasta que las aprendas.

Una vez que aceptas tu lado oscuro como una parte natural de ti, y de la cual eres responsable de trabajar para mejorar, entonces darás el primer paso para superar el pasado y dejarás el espacio limpio para que aflore tu luz.

Entonces, desde la luz de tu consciencia es que estás en condiciones para dejar siempre bien cerrado cada ciclo y abrir cada ciclo nuevo con la mejor actitud.

¿Por qué es tan importante cerrar ciclos? ¿Cómo cerrarlos?

¡Lee nuestro artículo anterior!

¿Quieres conocer más sobre consejos de crecimiento personal? Visita nuestro blog.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *