Saber prosperar disfrutando el sentido de tu vida

(Parte 3)

Recuerda siempre que la satisfacción integral de una mujer que está trabajando su proyecto de vida, procede de sentirse conectada con su abundancia interna, porque reconoce que esa es la verdadera fuente de su poder de manifestación.

La conexión con tu riqueza interior te da una gran seguridad en ti misma. Pero, la clave de desarrollar este gran potencial está en trabajar tu conciencia para poner a trabajar tu riqueza interna a tu favor.

Primero invierte en trabajar en ti, para que tu riqueza interna trabaje para ti

Aunque pierdas o dejes de ganar cosas materiales, nunca pierdes nada de verdadero valor. Todas “las cosas” se recuperan porque siempre habrá oportunidades de reactivar tu productividad material.

Pero lo único realmente valioso que puedes perder, es aquel tiempo que dejaste de dedicarte a trabajar para descubrir tus tesoros internos.

¿Conoces el cuento de la gallina de los huevos de oro? Pues dándole a esto un enfoque más divertido, se trata de que aprendas a trabajar en ti creyendo que tú eres la gallina de los huevos de oro.

Por eso, si realmente quieres generar ganancias de calidad en tu vida personal, profesional y económica, también tienes que dedicarte a buscar el balance entre: realizar tu trabajo hacia el exterior y en trabajar en ti.

Trabajarte a ti misma es lo que realmente te ayudará a desarrollar tus dones con los que siempre te sentirás capaz de generar abundancia, desde tu propia abundancia.

Comienza ya a activar las ganancias que te da dedicar parte del tiempo de tu vida a tu trabajo interior

¿Podría la gallina dar huevos de oro si no se le da lo que realmente necesita?

Trabajar en ti, es darte atención y darte todo lo que te ayude a aprender a desarrollar la mejor versión de ti misma, cada día. Por eso, si no te asumes como tu prioridad, y si no te haces responsable de buscar darte tiempo para: descubrirte, mejorarte, desarrollarte y crecer, entonces tus resultados siempre serán normales y con el tiempo, deficientes; pues si no trabajas en ti para actualizarte, no estarás acorde para responder a la exigencias de los nuevos tiempos.

Los resultados de la abundancia mental, emocional y material, “pero de calidad”, se logran deshaciendo tus carencias internas, dedicándote tiempo a trabajarte a ti misma para descubrir, mejorar y desarrollar tus dones y capacidades, que siempre serán fuente de tu auténtica riqueza.

La inversión que siempre te dará las mejores ganancias es el tiempo y los recursos que le dediques a trabajar en ti para aprender, descubrirte y desarrollarte. Pero sobre todo para sentirte bien siempre, aun en medio de los desafíos. Así que busca siempre todas las herramientas posibles que te sirvan para lograr ese objetivo. Seguro que verás grandes resultados en tu vida personal, profesional y económica si te dedicas a trabajar en ti de esta manera:

  • Trabaja en corregir tu lado oscuro para revelar tu luz:

Eres humana y, como es normal, tienes tus sombras. Pero si te conformas pensando que así naciste y que así eres, estarás abandonando en la oscuridad tu verdadero potencial y esencia. Por eso enfocarte en ver y corregir tus humanos errores abrirá el espacio para que tus virtudes y fortalezas brillen con más luz. Eso es hacerte responsable de ti, para elevar tu capacidad de responder con calidad.

  • Trabaja en descubrirte a ti misma.

Eres un universo de posibilidades. Viniste al mundo a descubrir ese gran potencial y a desarrollarlo. Solo reconociendo tus dones, capacidades, habilidades y talentos, es que sabrás quién eres, lo que vales y tu propósito de estar aquí. Pero sobre todo, sabrás con qué materia prima cuentas para crear tu vida, expresando la mejor versión de ti misma. Trabaja  siempre en aprender cómo hacer para que tu potencial te de ganancias personales, profesionales y económicas.

  • Trabaja a diario tu autoestima.

Eres la única responsable de ti, necesitas tenerte a ti misma siempre y por eso tu mayor deber contigo es hacerte sentir bien. Así que trata siempre en trabajar en aprender a amarte, valorarte, respetarte, cultivarte, darte todo lo que necesitas y te mereces.

  • Trabaja en desaprender:

Hay patrones negativos del pasado que aprendiste a creer sobre la vida, las relaciones, el dinero, el trabajo etc., que no te funcionan para el éxito. Para poder crear una vida plena, tienes que desaprender eso, y reaprender un nuevo sistema de creencias positivo acorde con tu presente y la vida que quieres crear.

  • Trabaja en estar siempre preparada:

Nunca pares tu aprendizaje, jamás dejes de leer, jamás dejes de ser curiosa. Ábrete a descubrir cosas nuevas. Actualiza tus conocimientos, tus herramientas, y especialízate en el área de trabajo en la que te quieres desempeñar, pero aprende de todo un poco.

  • Trabaja en desarrollar tu creatividad:

Tu fuente de riqueza interna son tus ideas, pero la creatividad se estimula aprendiendo a direccionar tu mente a dejar el pensamiento negativo para enfocarlo en ideas productivas.

Cuando empiezas a trabajar en ti, entonces ya estás realmente en condiciones en trabajar para ti. ¿Quieres saber cómo? No te pierdas el siguiente artículo.

¿Quieres conocer más sobre consejos de crecimiento personal? Visita nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *