Una mujer realmente exitosa está enfocada en desarrollarse integralmente. Su mayor objetivo es trabajar su plan de vida para crecer como ser humano y auto realizarse plenamente a nivel personal, profesional, relacional y económico. Por eso el proyecto de vida de una mujer realmente exitosa se centra en mantener y cultivar el equilibrio entre su mente, cuerpo y espíritu para organizar y llevar a cabo todos sus planes de acción con calidad, excelencia, y determinación. Por eso:

Pon tu belleza y tu imagen a trabajar para llevar lo mejor de ti al mundo.

Si realmente te has trazado como meta el éxito integral, entonces también tienes que replantearte tu cuerpo y tu imagen desde una perspectiva consciente.

En realidad tu cuerpo es el instrumento con el cual tu mente y tu espíritu se comunican con el mundo, y rediseñar el enfoque de tu cuidado personal, tu imagen y belleza como un todo, te dará mejores resultados en todos los ámbitos de tu vida a corto, mediano y largo plazo.

El cuerpo, como es normal, con los años se va transformando por mucho que lo cuides, pero si te enfocas en cultivar tu mente y tu espíritu al tiempo que cuidas tu cuerpo, entonces siempre este te servirá a la perfección para comunicar esa belleza esencial de ti que jamás se marchita.

Aun así, tu cuerpo siempre será  tu vehículo de manifestación y por eso es imprescindible que practiques hábitos saludables para mantenerlo en forma mientras también cultivas tu belleza e imagen para que te sirvan como modelo de expresión de tu belleza interna, tus ideas, tu inteligencia y tu actitud ante la vida.

Cuidar tu cuerpo a consciencia y con disciplina en primer lugar reafirma tu autoestima, te da la fortaleza y la salud para obrar adecuadamente y al mismo tiempo te sirve de experiencia para desarrollar los valores de la constancia, el orden y la calidad. Al sentirte bien contigo misma y con tu cuerpo, estarás proyectando la imagen y la actitud de una mujer exitosa que ha sabido convertirse en un verdadero modelo de inspiración.

Tú eres un modelo de inspiración siempre, hagas lo que hagas y estés donde estés

Habiendo replanteado el enfoque de tu cuerpo como parte de un todo que te hace única, y como tu medio de expresión con el mundo para manifestarte y lograr todos tus objetivos, también es importante que atiendas a algunos valores claves para mantener el equilibrio:

  1. Revisa tu postura:

Una mujer puede estar muy bien arreglada, pero si está encorvada, mal parada o mal sentada, refleja distracción y que algo no anda bien dentro de sí misma. Puede ser cansancio, por eso revísate, pues eso no da buena imagen, refleja que estás desenfocada y le resta calidad a tu vestuario, accesorios, maquillaje etc. Con tu postura reflejas todo lo centrada y segura que estás de ti misma.

  1. Revisa tus gestos:

Junto con tu personalidad, tu carácter y tu estilo, tu expresión gestual refleja cómo está tu conexión con tu espíritu: es decir hablan de tu ánimo. Si realmente estás conectada con tu feminidad, con tu esencia, tu inspiración y tu paz interna, entonces tu gestualidad será armoniosa, refinada, delicada y eso es lo que más resulta atrayente e inspirador en ti como mujer.

  1. Modula tu tono de voz:

Puedes ser una mujer muy creativa e inteligente expresando tus ideas, pero si hablas muy rápido, sin pausas adecuadas, con estridencia y el volumen pasado de tono, estarás creando un campo de energía donde tu expresión y tu mensaje pierden calidad.

  1. Enfoca tu mirada:

Los ojos son el espejo del alma y tal como enfoques tu mirada a la hora de exponerte, estarás expresando tu nivel de auto estima determinación, presencia y seguridad en ti misma. Una persona que evade la mirada refleja miedo y vulnerabilidad. Esta actitud le resta respetabilidad y confiabilidad a tu comunicación.

  1. Se armoniosa en tu arreglo personal

Un buen vestuario y un conjunto de accesorios son fundamentales como cuadro de tu imagen, pero el uso bien combinado de los mismos comunica además de buen gusto, que eres armoniosa y adecuada a la hora de diseñar tu belleza exterior desde tu belleza interior.

Recuerda siempre que tu cuerpo es tu medio de comunicación y que tomar en cuenta todos los factores de tu belleza e imagen integral, influyen en la calidad y efectividad de tu conexión en tus relaciones personales, profesionales y comerciales.

¡Vive, trabaja y exprésate siempre sintiendo que eres un modelo de inspiración! Esa es la clave de tu éxito.

 

¿Quieres conocer más sobre consejos de crecimiento personal? Visita nuestro blog.