¿No cumpliste todas tus metas de este año? ¡Nunca es tarde!

Siempre que se acerca el fin de año pensamos con emoción en el que se viene, nos llenamos de planes y metas que den propósito al prospecto de empezar de nuevo. En ese proceso nos olvidamos de ver cómo el año que dejamos atrás nos cambió, qué nos trajo, qué se llevó para iniciar año nuevo.

Así que, a continuación, te presentamos algunas ideas de cómo cerrar en paz el año en curso para empezar el que viene lista y alineada con tus metas y aspiraciones.

 

  1. Haz una lista de las cosas más significativas que sucedieron este año.

Así como tenemos en cuenta los pros y los contras al momento de tomar una decisión importante, evoca el año que tuviste y elabora una lista detallada de los instantes que te marcaron. Los momentos buenos, los malos, las ideas que tuviste, los planes que llevaste a cabo, los que no pudiste concretar. Ten un registro de todo lo que haya marcado una huella importante en tu crecimiento personal este año.

 

  1. Qué aprendiste.

Una vez que tengas esta lista detallada de todas las cosas que experimentaste durante el año, piensa en cómo estas experiencias te marcaron e influyeron en ti. Todas las cosas que vivimos nos traen un aprendizaje, así que busca ese aprendizaje y aplícalo a lo que quieres de tu futuro. De las cosas negativas, ¿qué podemos cambiar para mejor? Y de las positivas, ¿cómo podemos hacerlas aún mejores?

 

  1. Qué agradeces.

Lo más importante de este proceso de aprendizaje es el agradecimiento. Piensa en todas las cosas que ya tienes y agradécelas. Tu familia, tus amigos, tu salud. Con humildad, agradece también las cosas que aún no tienes o  no has podido alcanzar, porque una actitud positiva y agradecida te dará mejor disposición para recibir todo lo que la vida tiene para ti en el año nuevo.

 

  1. Vuelve a las metas que te planteaste para este año y evalúa si las alcanzaste, cómo las alcanzaste o si hubo algo que quedó por fuera.

¿Qué cosas de este año quieres continuar haciendo en el futuro? No hay nada de malo en seguir planteándote metas que ya hayas hecho en el pasado, no es cuestión de hacer borrón y cuenta nueva, sino de maximizar tus logros y expandirlos en el futuro. No temas dejar ir lo que te estanca y te aleja de perseverar en tus sueños.

 

  1. Planea en base a lo que aprendiste.

Para el año nuevo traza metas que se adapten a tu estilo de vida, a tus aspiraciones, sueños y aptitudes. Sueña en grande y lucha por alcanzar tus sueños a tu propio ritmo. No te aflijas si sientes que no puedes lograr todo al mismo tiempo, ya que esto puede desmotivarte y alejarte de tus propósitos. No tengas miedo de intentar cosas nuevas para elevarte.

 

¿Quieres conocer más consejos sobre dinero y amor? Visita nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *