HORARIO: Domingo 3:30 a 8 PM - Lunes a Jueves de 1 a 10 PM - Viernes de 1 a 6 PM ESTE
Top
 

Año nuevo: Mujer nueva

Año nuevo: Mujer nueva

¿Ser una Super Woman o ser una mujer que se supera?

Siempre que viene un nuevo ciclo, de alguna manera algo en nosotras se renueva. Esa renovación es el sentimiento de esperanza que renace y nos motiva porque un nuevo año siempre nos da el aliento de otra oportunidad.

Pero, al ser tú el motor de tu vida, la única y verdadera responsable del proceso que está por comenzar, es bueno que te replantees la visión de ti misma como mujer, para renovarte y fluir sin caer en los patrones de la mujer que se desgasta.

 

La Super Woman es una mujer desconectada de su verdadero poder interior

En los últimos tiempos la mujer ha tenido que hacer un gran esfuerzo para lograr espacios y poder manejarse en los retos del mundo actual.

En ese devenir, y para poder responder a todas las exigencias de su vida en general, la mujer se ha tenido que convertir a la fuerza, y también por la fuerza de su voluntad, en un ser multifuncional: la que responde a todo, todo el tiempo, teniendo o no apoyo o compañero.

Es así como en ese camino fue aprendiendo a forjarse a sí misma en el perfil de la Super Woman; que si bien le da el impulso para salir siempre adelante, no le ofrece del todo la verdadera satisfacción emocional y la plenitud de su verdadera autorrealización.

El modelo de la Super Woman está basado en la falsa autoestima, porque cree que tiene que hacer y tener para poder Ser. Y como la Super Woman tiene muy poca conexión con su inspiración y más con la obligación, termina sin darse cuenta sacrificándose a sí misma. Y por eso no es casual que ciertas enfermedades se multipliquen.

La mujer ha perdido tanto de vista el potencial y el verdadero poder de su feminidad, que en ese estrés ha bloqueado tales niveles de energía emocional termina enfermando para poder parar.

 

Desde este año resuelve superarte con el poder de tu feminidad

Aunque tengas infinidad de responsabilidades jamás caigas en el error de sobrepasarte a ti misma. Usa el poder de tu feminidad para ser más fluida y receptiva, pues el modelo de la Super Woman usa mucha energía para hacer y hacer, olvidando el Ser.

En tu esencia está la intuición y la sabiduría para poder fluir en vez de luchar. La lucha desgasta, la inspiración te regenera en la motivación de tu acción conectada con el sentido de tu vida. No te abandones en el corre-corre y en el ruido, busca espacios para regalarte tiempo contigo misma. En esa quietud de la soledad nutritiva está el potencial para renovar tus fuerzas.

Superarte es aprender a integrarte en la fuente de tu riqueza interior para ponerla a trabajar a tu favor. El esfuerzo de ser superior te quita poder, y te hace una mujer común.  Convierte todo lo ordinario en algo extraordinario usando tu poder femenino aceptándote capaz y vulnerable al mismo tiempo. Eso te llevará a la superación por inspiración y no por la falsa imagen de una mujer que se impone para sobrevivir.

Superarte con sentido de plenitud es lo que realmente mereces darte a ti misma desde este nuevo año para el resto de tu vida.

¿Quieres conocer más consejos sobre dinero y amor? Visita nuestro blog.