HORARIO: Domingo 3:30 a 8 PM - Lunes a Jueves de 1 a 10 PM - Viernes de 1 a 6 PM ESTE
Top
 

¿Quieres tener un buen año? ¡Métete en el gimnasio!

¿Quieres tener un buen año? ¡Métete en el gimnasio!

Abandonar la zona de confort requiere ejercicio diario y disciplina.

Es típico que luego de las fiestas de navidad lo que primero uno se propone es recuperar la figura. En ese ferviente deseo de perder los kilos de más, empezamos la dieta de año nuevo y no falta la inscripción en el gimnasio. Y si no es de ir al Fitness, seguro que al menos empezamos con el firme deseo de mover el esqueleto así sea caminando.

Para motivarnos nos compramos el equipo de ropa deportiva más bonita del universo y así decoramos con entusiasmo ese deseo de comenzar bien. Entonces emprendemos el nuevo año con ánimo durante el primer mes, pero si no tenemos una férrea disciplina, al pasar enero y entrar en carnavales terminamos volviendo a los mismos hábitos de siempre, abandonando la intención que nos propusimos para empezar el nuevo ciclo.

Cuando las cosas que nos proponemos no tienen constancia en la línea del tiempo, quiere decir que nuestras motivaciones no están realmente alineadas con los hábitos y la conducta que hay que asumir para ser constantes al plantearnos algo que no forma parte de nuestra conducta habitual.

Desear un cambio verdadero en nuestras vidas y obtener resultados duraderos, requiere primero que nada consciencia para ser bien honestos con nosotros mismos.

Por eso, antes de adelgazar esos kilos de más que ganaste comiendo en navidad, primero libérate de la culpa y acepta ese sobre peso con el placer disfrutado; pero luego proponte en serio a ponerte a dieta de viejos patrones limitantes y saboteadores, si realmente quieres lograr algo perdurable para ti misma.

Esta actitud aplícala en cada aspecto de tu vida y métete en el gimnasio del ejercicio interno para que puedas conseguir la resistencia de la constancia. El saber mantenerte fiel a una intención necesita tener resolución, y es muy difícil querer incorporar un nuevo patrón o habito a tu vida si no te has ejercitado en él, habiendo eliminado el que te hace regresar a tu zona de confort.

Así que comienza el año apuntándote en el gimnasio donde te hagas un chequeo de tus verdaderas condiciones internas. Revisa bien cómo están tus niveles de fuerza interior para poner en marcha tu plan de acción.

Mira cómo están las pulsaciones para seguir el deseo de tu corazón. Evalúa cómo está tu nivel de resistencia para persistir aunque el desánimo te quiera tentar. Observa cómo están tus niveles de claridad y convicción para saber si puedes aguantar la carrera hacia tus metas. Mide la altura de tu autoestima para saber que no te vas rebajar traicionando el compromiso contigo misma.

Resuélvete a ejercitar los nuevos hábitos que tienes que desarrollar para convertirte en la persona capaz de contener todo aquello que realmente deseas y te mereces lograr.

¿Quieres conocer más consejos sobre dinero y amor? Visita nuestro blog.